Pasos básicos para salir de deudas

Pasos Básicos para Salir de Deudas

Primero definamos “deuda”. Según el diccionario es “dinero o propiedad que una persona está obligada a pagarle a otra”. Las deudas incluyen dinero que se le debe a compañías de tarjetas de crédito, préstamos bancarios, dinero pedido prestado a parientes, hipoteca de la casa, y facturas vencidas. Los pagos por servicios públicos y servicios similares (luz, gas, teléfono, entre otros), no se consideran deudas si se pagan en término.

Si queremos salir de deudas exitosamente debemos desarrollar un carácter íntegro, sólido. Debemos descubrir las cosas en la que creemos y a prender a vivir de acuerdo a ellas, cueste lo que nos cueste.

Debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Cambiar interiormente (el “ser” es más importante que el “hacer”). Si no hay un cambio interior y un compromiso serio, los otros pasos serán en vano.
  2. Establecer un plan para manejar el poco o mucho dinero que uno tiene. El saber cuánto entra y cómo sale le permitirá descubrir áreas en las que puede disminuir gastos y comenzar a ahorrar o, por otro lado, le permitirá saber en cuanto deberá incrementar sus ingresos.
  3. Establecer un sistema de control. Si no tiene un sistema de control, especialmente para los gastos que hace con dinero en efectivo, su plan presupuestario no le valdrá de nada porque no podrá tapar los agujeros por donde se le escurre el dinero.
  4. Incrementar entradas o disminuir gastos. ¡Sea creativo! Para disminuir sus gastos, preste atención a los “gastos hormiga” que está haciendo y evítelos. Los gastos hormiga como el cafecito diario antes de ir a la oficina o la comida rápida entre semana acumulados, pueden sumar una buena cantidad. Ahora bien, para incrementar ingresos, piense: ¿para qué otra actividad soy bueno, aparte de lo que hago en mi trabajo? Quizás sabe cocinar y puede preparar algo para vender en su lugar de trabajo o los fines de semana. Quizás sabe practicar algún deporte y podría ser contratado para entrenar a algún equipo. Si uno de los dos cónyuges no trabaja actualmente, pero se hacen cargo de los hijos, no siempre es buena decisión que empiece a trabajar. Agote todas las opciones posibles antes de pensar en esta alternativa.
  5. Hacer una lista de acreedores con datos de cada deuda. Ordénese y sepa cuánto le debe a cada quién, cuánto paga de interés, quién es su contacto y cuál es el orden en el que debe pagar sus deudas.
  6. Establecer un plan de pago. Un plan es importantísimo para demostrarle a nuestros acreedores que somos gente seria, responsable, que sabemos a dónde vamos
  7. Comprométase a cumplirlo y a nunca más pedir prestado. Esto requiere fuerte compromiso de parte de uno mismo y de cada miembro de la familia. Puede que uno no tenga mucho, pero por lo menos podrá dormir tranquilo cada noche por el resto de su vida.

 

Tome en cuenta que nadie se convierte en un esclavo de las deudas y de los acreedores por voluntad propia. En general, uno cae en las deudas de a poco y casi sin quererlo. Seguir estos pasos le ayudará no solo a salir de las deudas sino a evitar volver a caer en ellas ¡ÁNIMO!

 

Extraído del libro “Conceptos Financieros Crown”

Volver arriba